Home

Diario YA


 

Unidos por el Sáhara Occidental

Luis de Carlos Calderón

Hace unos años, en este medio, publicaba un artículo titulado “El arco iris de la lucha por un Sáhara libre” que comenzaba con el siguiente texto: “La solidaridad con los saharauis, incluyendo la defensa de su derecho como pueblo a decidir su futuro, no tiene color político. Si el color blanco resulta de la superposición de todos los colores, y el negro es la ausencia de color, la lucha de todos aquellos que quieren colaborar con la única finalidad de ayudar en el proceso de autodeterminación del Sáhara hace que la pureza del blanco destaque anulando la presencia dominante de cualquier otro color. Cuando personas de todas las ideologías están de acuerdo en la justicia y la verdad de una causa, debemos de felicitarnos. La luz blanca puede ser descompuesta en todos los colores. En la naturaleza esta descomposición da lugar al arco iris, que en la política internacional podemos identificar con el acuerdo que sobre la historia y los derechos del pueblo saharaui mantienen movimientos y organizaciones de diverso matiz dentro del círculo cromático ideológico”. Seguidamente, exponía una serie de hechos, en iniciativas de los gobiernos y parlamentos de diversas naciones, especialmente del mundo hispano, y de diferentes partidos españoles,  que manifestaban la verdad de este pensamiento. Sin embargo, al tocar el poder del gobierno en España, los mismos que habían clamado por los derechos del pueblo saharaui, especialmente el PSOE, cambiaban su postura y se sumaban a los grupos de presión pro marroquíes siendo premiados por el majzen y el sátrapa gobernante.
Desde aquel entonces, en la nación española, se ha repetido el mismo fenómeno positivo, como se puede comprobar en preguntas parlamentarias, iniciativas legislativas, colaboraciones de gobiernos autonómicos y municipales, etcétera y, también, el negativo con respecto al PSOE en su permanente deriva. Quedémonos con lo laudable y destaquemos, entre las nuevas formaciones políticas, por el poco eco informativo alcanzado, lo realizado por VOX que me ha llamado la atención por su insistencia y por el apoyo a otros grupos políticos cuando entendía que beneficiaban al pueblo saharaui.
En fecha 22 de enero del presente año 2020 dos de sus diputados, Rubén Darío Vegas Arias y Víctor González Coello de Portugal, formularon a la Mesa del Congreso de los Diputados la siguiente pregunta: “¿Qué acciones tiene previsto el Gobierno de España para cumplir sus obligaciones como país Administrador del Sáhara?” La peregrina respuesta de los miembros de la citada Mesa, entre otras lindezas, afirmaba que “España se considera desligada de toda responsabilidad con relación a la administración del Sáhara Occidental desde la carta enviada el 26 de febrero de 1976 por el Representante Permanente de España ante las Naciones Unidas…” añadiendo “España no figura como potencia administradora en la lista de territorios no autónomos…”.
Un mes después, el 20 de febrero un grupo de diputados de VOX, en el que aparecen los anteriores ya reseñados, formulaba una Proposición no de Ley, que recoge el Boletín Oficial de las Cortes Generales de fecha 10 de marzo, en el que se insiste en España como Potencia Administradora y en el deber de atender a los saharauis en su deseo de conservar el idioma español y de la necesidad de que en Tinduf, con varios centros, esté presente el Instituto Cervantes.
La siguiente semana, el 27 de febrero, los diputados Rubén Darío Vega Arias y Víctor Sánchez del Real formulan una nueva pregunta: “¿Cómo asegura el Gobierno de España, como Estado Parte de la Convención de los Derechos del Niño y Potencia Administradora del Sáhara Occidental el derecho de los niños saharauis el disfrute del más alto nivel posible de salud y de los servicios para el tratamiento de las enfermedades y rehabilitación de la salud?” La respuesta, algo detallada, comienza con la misma cantinela que la anterior del desligamiento de toda responsabilidad y la media verdad y, por tanto, la peor de las mentiras insistiendo en que España no es potencia administradora.
Advertidos de la falacia de parte de las respuestas anteriores, el 18 de septiembre, en una interpelación urgente al Gobierno, se pide explicación sobre el propósito del gobierno cuando en su respuesta en relación a las obligaciones legales que tiene España con el Sáhara Occidental, cita el párrafo a y omite el párrafo b de la carta del representante permanente del reino de España ante la ONU de fecha 22/02/76 del que se deduce que España no ha descolonizado aún el Sáhara Occidental preguntando, entre otras cuestiones, si el Gobierno va a demandar ante el Tribunal Internacional de Justicia una opinión consultiva sobre las obligaciones legales actuales del Reino de España respecto al Sáhara Occidental.
Dos intervenciones parlamentarias en la Tribuna de oradores del hemiciclo por parte del diputado por Tenerife de VOX, Rubén Darío Vega Arias, una de ellas después de reiniciada la guerra contra la invasión continuada de Marruecos apoyando una iniciativa de otro partido, manifiestan la preocupación y la toma de postura de esta formación política que esperemos tenga su continuidad, especialmente, en estos días en los que, aquellos que tienen por moneda la peseta y como uno de sus idiomas el español, se enfrentan a un ejército muy superior pero menos motivado.