Home

Diario YA


 

La solicitud de Créditos Rápidos ha Aumentado a nivel mundial

A raíz de la crisis mundial ocasionada por el Covid-19 el sector económico se ha visto grandemente comprometido durante los últimos meses. Además de esto, el sector sanitario colapsó en la mayoría de los países del mundo, trayendo como consecuencia no solo la muerte de muchas personas, sino condiciones comparables a las de una guerra en cuanto a la atención de pacientes y las estadísticas de mortalidad.
Debido a la cantidad de compañías y negocios que tuvieron que cerrar sus puertas, respetando las medidas de seguridad y prevención contra el Covid-19, el trabajo desde casa para mantener a flote dichas empresas fue de gran ayuda. Sin embargo; otras no pudieron hacer lo mismo, ya que la forma de trabajar no podía hacerse desde casa, como el sector de hostelería, por ejemplo. Por otro lado, lamentablemente, el capital que algunas empresas tenían resultó no ser suficiente para el sustento de todos sus empleados y, aunque muchos de ellos lograron estar bajo la condición de Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para mantener sus trabajos, poco después de la reincorporación a las actividades “normales”, se enfrentaron a despidos masivos o a la bancarrota de sus lugares de trabajo quedando, consecuentemente, sin una fuente de ingresos mensuales.

Perspectivas Económicas
Según el Banco Mundial, se espera que la Pandemia por Covid-19 cause una gran crisis económica a nivel mundial que no se había visto desde 1870. También, se espera que los niveles de pobreza de todo el mundo y, sobre todo de los países en vías de desarrollo, se vean exacerbados.
No solamente en España, sino a nivel mundial, la búsqueda de medios que faciliten ingresos a los más afectados por la crisis económica es cada vez mayor. Productos financieros en línea como préstamos personales y microcréditos han sido los más solicitados, no solo para cubrir necesidades básicas, como alimentación y servicios, sino también para mantener a flote los negocios de pequeños y medianos empresarios. Sin embargo, el crédito rápido es el producto que encabeza la lista, por sus facilidades y rapidez de aprobación que, actualmente, son vitales para los usuarios.

Proveedores y facilidades
Por otro lado, muchas entidades y proveedores de préstamos manifiestan que también ha sido un reto mantener sus capitales estables y servicios funcionando. Sin embargo, convenientemente han puesto facilidades en las posibilidades de pago de diversos créditos y préstamos para que así, no solamente muchas familias y empresarios puedan ayudarse, sino que sirva para que la rueda de la economía pueda avanzar un poco y no se estanque dicho sector.
En España, los proveedores que ha presentado mayormente solicitudes de créditos rápidos y microcréditos han sido los que se colocan entre los “más beneficiados” dentro de la crisis. Entre ellos, se pueden listar MyKredit, Vivus y Solcrédito. Generalmente, entidades como estas ofrecen facilidades para ayudar debido a la crisis por Covid-19:
•    Aplazamiento en el pago de cuotas
•    Reunificación de deudas
•    Sin avales como garantía
•    Tasas de intereses más bajas
Dichas facilidades, por supuesto, se estima que estén vigentes mientras se recupera el sector económico. También, debido a la alta probabilidad de que haya repuntes en los casos de Covid-19, muchas entidades bancarias y proveedores expresan la necesidad de evaluar la sostenibilidad del sistema de facilidades ofrecidas y cómo podría ser extendido para alcanzar incluso a más ciudadanos en el futuro cercano.
 
Por otro lado, sin importar las facilidades que se ofrezcan ni los beneficios que puedan obtenerse, la pieza clave para detener el número de contagios y continuar reconstruyendo la economía es la sociedad civil. De modo que la mayor parte de la responsabilidad cae sobre ellos, ya que la concientización y el constante desarrollo de las medidas de seguridad y prevención contra el Covid-19, tanto en casa como en espacios públicos, serán fundamentales para superar la situación actual y salir con el menor daño posible de la crisis.